Las 5 cosas que debes hacer si quieres fracasar como freelancer

En este post voy a explicarte las 5 formas exactas de fallar como freelancer o autónomo. De este modo, tal vez puedas evitar estos estúpidos errores antes de que sea demasiado tarde.

Dime dónde moriré para no ir nunca allí

Hoy en día podemos encontrar toneladas de contenido sobre como tener éxito como freelancer, pero realmente a veces hace falta utilizar el enfoque opuesto, y ser capaces de ver qué es lo que nos hace fallar, para así poder evitarlo.

No hay nada más común que gente perdiendo su negocio por estar cometiendo errores que mucha otra gente ha hecho mil veces, pero como nunca se han molestado en aprender “la historia”, repiten esos mismos errores una y otra vez.

Nos hemos tomado un tiempo para analizar el proceso de muchos freelancers (algunos amigos), que se han quemado y han acabado volviendo a la vida de asalariado, y hemos encontrado 5 puntos que tienes que hacer si quieres fallar como freelancer.

Vamos allá:

5 formas de fallar como Freelancer

1. No tengas un modo sistemático de atraer clientes

Simplemente espera. Confía en que algún día te va a llamar un antiguo cliente, o que un amigo te va a recomendar.

Puede parecer absurdo, pero esta es la forma en la que miles de freelancers trabajan hoy en día.

El hecho es que hasta ahora han confiado en la suerte para conseguir clientes. Y el hecho de que hayan tenido suerte hasta ahora, les hace pensar que van a seguir teniendo esa misma suerte. Esto se llama economía de la esperanza.

La realidad es que vaya bien o mal, este tipo de descontrol sobre tu economía genera una sensación contínua de ansiedad, porque realmente sabes que no controlas tu entrada de clientes. En el fondo sabes que estas continuamente a merced de la suerte, y esa no es una forma de trabajar sostenible para tu salud mental (ni para tu salud financiera).

¿Como evitar esto? Teniendo un modo sistemático de atraer clientes. Debes trabajar en canales que te funcionen para poder llegar a ser capaz de prever o tener un control aproximado sobre qué cantidad de leads mensuales vas a tener cada mes. De este modo, el motivo número 1 para fallar como freelancer estará solventado.

¿Qué canales podemos trabajar?

  1. Redes sociales, como Instagram, YouTube, LinkedIn, Twitch...
  2. Anuncios en Google, Facebook, Instagram, Youtube...
  3. Networking (en persona): Preséntate a eventos, ferias en tu sector, y haz contactos. Los eventos tienen un coste de entrada, pero si lo aprovechas bien, esta estrategia puede ser mucho más rentable que cualquier campaña de publicidad.

2. No cobres lo suficiente por tu trabajo

Tienes miedo de que subiendo los precios los clientes van a desaparecer. De hecho, ni siquiera sabes cuánto tienes que cobrar para subsistir porque no has hecho los cálculos de antemano.

Si quieres fallar como freelancer, no trabajes nunca los números, y espera a día 31 para saber si llegas a fin de mes o no.

Del mismo modo que debemos conocer y ser capaces de prever una entrada de clientes, debemos conocer nuestra economía como la palma de nuestra mano, y conocer los precios que debemos cobrar para cubrir gastos, deudas, etc.

Este cálculo de tarifa mínima te servirá para saber cómo pivotar tu negocio. Si calculas que lo mínimo que tienes que cobrar por un proyecto es 100 y sabes que la gente no va a pagar más de 10, entonces deberías revisar tu modelo de negocio: buscar una forma de hacer tu actividad de forma más automática para escalar en volumen, o tal vez dirigirte a otro público objetivo, que está dispuesto a pagar los 100.

Pero si no haces este cálculo, cada proyecto entrante será como tirar una moneda al aire, decidir un precio arbitrario y esperar a que todo vaya bien.

3. Trata a tus clientes como enemigos

Muchos de los freelancers que conozco, tienen un mindset en el que el cliente es una especie de demonio que les hace la vida imposible, con cambios inesperados o bajos presupuestos, etc.

Se ha generado una burbuja cognitiva alrededor de este concepto, creándose memes del tema (algunos ciertamente divertidos) pero no más lejos de una realidad deseable.

Tratar a tus clientes como enemigos es el ingrediente perfecto para dejar de tener clientes. Acabar culpando al cliente de todos los males de tu trabajo es el modo perfecto de no responsabilizarte de tu negocio. Y si tú no te responsabilizas, no lo hará nadie.

Eres un proveedor de servicios, y si quieres fracasar, no hay nada mejor que odiar proveer esos servicios.

La raíz del problema es que muchos freelancers no tienen ni las habilidades ni las aptitudes necesarias para tratar con los clientes, y por eso acaban en este vórtice negativo.

Uno de los casos más comunes es una mala relación con el dinero. Si, por el motivo que sea, a alguien no le gusta la fase de negociación, está condenado a cobrar siempre menos por los servicios. Como no le gusta no se le da bien, porque no la practica lo suficiente, y eso le hace negociar precios más bajos de lo que cree que merece.

Si realmente no te gusta tratar con los clientes, trabaja para alguien más y olvídate de ser freelancer.

Debes encontrar el modo de cambiar tu mindset y ver los clientes como un compañero al que tratas de ayudar lo mejor que puedes.

Aprende a decir que no, y tus clientes empezarán a respetarte más. Aprende a posicionarte como experto, y tus clientes empezarán a respetar más tu trabajo.

Aprende las habilidades que necesitas y responsabilízate. Esto va relacionado con la cuarta cosa que debes hacer si quieres fracasar:

4. Nunca inviertas en aprender nuevas tecnologías y/o habilidades

Si quieres fracasar como freelancer, no aprendas nada, y te aseguro que de aquí 10 años, tus servicios serán verdaderamente irrelevantes.

Cada año mueren miles y miles de negocios, única y exclusivamente por la decisión de no adaptarse a los nuevos tiempos. Para una gran empresa puede ser algo difícil, pero el freelancer eres tú y solo tú.

Gástate el dinero en aprender. Haz cursos. Aprende nuevas herramientas, nuevos programas, nuevas habilidades, ofrece más servicios. Debes estar siempre en la cresta de la ola y nunca te quedarás sin mercado.

Y la última pero no menos importante cosa que debes hacer para fracasar como freelancer es:

5. No te cuides

Trabaja 12-15 horas al día, 7 días a la semana... No descanses nunca, asegúrate de no tener espacios para ti, no interacciones con otra gente, no hagas ejercicio, no comas bien, etc.

Parece obvio, pero si no quieres quemarte en cuestión de meses, cuídate. Ten unos horarios razonables. Si trabajas desde casa, decide una habitación en la que trabajarás.

Cuidándote, también cuidas la relación con tus clientes. Si contestas llamadas en domingo, que no te extrañe que luego te sigan llamando. Respétate y hazte respetar. Y por encima de todo, practica la paz y el amor.

Espero que este artículo os sirva a muchos para saber dónde no tenéis que ir. Hay algunos de estos puntos más fáciles de conseguir y otros más difíciles. Pero, ¿cual es la alternativa? No hay atajos para tu éxito.

No trabajes duro. Trabaja inteligentemente.
Marcel Garcia
Founder & Brand Strategy

Soy ingeniero, diseñador, estratega y emprendedor curioso. Mi sueño es catalizar la evolución de las empresas e inspirar a sus líderes a construir un futuro más luminoso, libre y próspero.

Artículos Relacionados